Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Este sitio web está optimizado para navegadores de última generación, puede descargar gratuitamente alguno de los recomendaos, Chrome, Safari, Firefox, Internet explorer.



Noticias

Cáncer bucal: en la prevención está la clave


El cáncer oral o bucal es uno de los 10 tipos de cáncer más comunes en todo el mundo, diagnosticándose al año alrededor de 300.000 casos nuevos y produciendo una mortalidad anual de 145.000 personas.



Las claves para su supervivencia están en la prevención y en el diagnóstico precoz, además de en la eliminación de los factores de riesgo, tales como tabaco y alcohol, que sí son conocidos.

El cáncer oral se da más en hombres que en mujeres y en las siguientes zonas: labios, lengua, encías, suelo de la boca, glándula parótida y otras glándulas salivales.

Veamos cuáles son sus factores de riesgo:

- Los hábitos de alcohol y tabaco están presentes en el 90% de los pacientes diagnosticados.



- Para los fumadores, el riesgo de padecer cáncer oral es tres veces más alto que para los no fumadores.
Pero los no fumadores que vivan en un ambiente de tabaco tienen un riesgo de padecer cáncer oral 87 veces más elevado que aquellas personas que nunca han fumado y no viven en un ambiente fumador.
- Sobre el alcohol decir que su consumo como rutina diaria incrementa la permeabilidad de la mucosa oral, causa atrofia del epitelio y bloquea la síntesis y regeneración de las células que forman el ADN.
- Otro factor de riesgo es la infección por el virus del papiloma humano (VPH) que aumenta la incidencia de cáncer en amígdalas y en la base de la lengua, cerca de la cavidad orofaríngea.
- Por último, la no protección frente a la radiación ultravioleta también puede hacer que aparezcan tumores en los labios, de ahí la importancia de proteger esa fina capa de piel con cremas específicas y labiales con factor de protección solar.


Una vez diagnosticado el cáncer oral, los tratamientos a los que son sometidas las personas afectadas pueden también ocasionar efectos secundarios en el estado de nuestra dentadura.







Desde Cuida Tus Encías insistimos en que en la prevención está el quid de la cuestión, ya que el diagnóstico precoz del cáncer hace que el tratamiento sea más sencillo y la curación más probable.

Por tanto, te animamos a que acudas a tu dentista a revisarte la boca con frecuencia y, un último punto a tener en cuenta es que si sufres heridas en la boca y no han cicatrizado al cabo de 15 días, duelan o no, debes también acudir al dentista.

Y recuerda: en boca sana y con hábitos saludables no entran enfermedades.






Contacto
Antonio López Aguado, 4, 28029 Madrid. | T 91 314 27 15 | Email: sepa@sepa.es