Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Este sitio web está optimizado para navegadores de última generación, puede descargar gratuitamente alguno de los recomendaos, Chrome, Safari, Firefox, Internet explorer.



Los colutorios nos ayudan a completar la higiene en aquellas zonas de más difícil acceso


Olalla Argibay.
Periodoncista y vocal de Formación de SEPA

¿Qué recursos son básicos para garantizar un adecuado cuidado de la salud bucodental?
Los hábitos correctos para una buena salud bucal son aquellos que logran mantener unos bajos niveles de placa bacteriana alrededor de dientes e implantes, y que son compatibles con salud gingival y dentaria. Para ello, un cepillado adecuado dos veces al día, higiene interdental una vez al día (con cepillos o seda) y el uso de colutorios con eficacia antiplaca y antigingivitis suele ser la recomendación general para tener una buena salud bucal. Los colutorios nos ayudan a completar la higiene en aquellas zonas de más difícil acceso.

 

“Lo más recomendable es que los colutorios tengan actividad antiplaca y antigingivitis, y deben ser seguros y efectivos”

 

¿En qué personas es especialmente recomendable el uso de colutorios?¿Y con qué frecuencia?
La utilización de colutorios antisépticos es recomendable en aquellos casos en los que las medidas mecánicas de higiene no son del todo efectivas. Puede ser de forma puntual (tras una cirugía o con una infección aguda) o como ayuda a la limpieza mecánica en pacientes de mayor edad, pacientes médicamente comprometidos e inmunodeprimidos o con limitaciones físicas y/o psíquicas, entre otros. Para usarlos de forma correcta, se deben seguir las indicaciones del producto y las pautas del profesional que lo prescribe.

 

“Para que los colutorios hagan su efecto, es fundamental que previamente se realice una remoción mecánica de la placa”

 

¿Recomienda alguno en especial?¿qué propiedades básicas se le deben exigir a un colutorio de elección?
Existen diferencias entre los colutorios antisépticos, por ejemplo, en su mecanismo de acción o en el grado de efectividad. Lo más recomendable es que tengan actividad antiplaca y antigingivitis, como la clorhexidina o los aceites esenciales, muy empleados como coadyuvantes en el tratamiento periodontal. Las propiedades fundamentales que deben cumplir es que tienen que ser seguros y efectivos.

¿Algún consejo práctico fundamental para optimizar sus beneficios?
- Lo que debemos tener claro es que el cepillado mecánico es fundamental para la salud bucodental y que éste puede, en ocasiones, ser complementado con colutorios. Es verdad que forman parte de nuestro armamento para hacer frente a diferentes afecciones, pero para que hagan su efecto es fundamental que previamente se realice una remoción mecánica de la placa.

 

“La aceptación de los colutorios por parte de los pacientes que se someten a tratamiento periodontal suele ser muy buena”

 

¿Hasta qué punto es esencial que cuenten con el aval y la recomendación de un profesional?
Deben emplearse bajo prescripción por parte de un profesional y siempre durante el tiempo y con las indicaciones recomendadas. Debido a la gran oferta disponible hoy en día en el mercado, es difícil elegir. Por eso, la recomendación por parte del profesional es tan relevante a la hora de encontrar el más adecuado para las necesidades en cada momento de cada paciente en particular.

¿Le resulta sencillo, en su práctica clínica, que sus pacientes sigan sus recomendaciones de uso de colutorios?
La aceptación por parte de los pacientes que se someten a tratamiento periodontal suele ser muy buena, ya que entienden perfectamente la etiología de la enfermedad a la que nos enfrentamos y qué armas tenemos disponibles para hacerle frente. Saben que la utilización de colutorios antisépticos (como la clorhexidina o los aceites esenciales), como coadyuvantes al control mecánico de la placa, forma parte del mismo tratamiento.






Contacto
Antonio López Aguado, 4, 28029 Madrid. | T 91 314 27 15 | Email: sepa@sepa.es