Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Este sitio web está optimizado para navegadores de última generación, puede descargar gratuitamente alguno de los recomendaos, Chrome, Safari, Firefox, Internet explorer.



Noticias

Pacientes anticoagulados en la clínica dental


En condiciones normales, la sangre circula por el cuerpo sin coagular y sólo lo hace cuando hay una herida que taponar.

Pero en condiciones anormales, la sangre puede coagularse dentro del sistema circulatorio y provocar obstrucciones en venas y arterias. Son los conocidos como trombos, que impiden el riego sanguíneo y con ellos aparecen los ictus e infartos.


Los pacientes con estas características toman, de manera controlada, fármacos anticoagulantes que ayudan a que el coágulo no se forme dentro de las venas y arterias, retardando el tiempo de coagulación de la sangre y disminuyendo el riesgo de sufrir una trombosis o una embolia.


Si toma anticoagulantes orales o inyectables, debe saber lo siguiente cuando acude a una consulta bucodental:


- Comunique siempre a su dentista si usted está anticoagulado y qué medicamento está tomando. En el caso de los antiagregantes plaquetarios (AAP), hay que mantenerlos, siempre que el riesgo hemorrágico de la intervención lo permita. En el caso de la warfarina (Sintrón) o de los NACOS (Dabigatran u otros) habrá que consultar a su médico.
- Pregunte a su dentista sobre el riesgo de hemorragia en el tratamiento que le va a realizar.
- Si es fumador, comuníquelo también a su dentista ya que puede afectar al efecto anticoagulante.
- No se olvide de informar si tiene tensión arterial alta, diabetes u otras patologías.
- Ante un tratamiento dental del tipo empaste o endodoncia, no es necesario suspender el tratamiento anticoagulante. En el caso de las limpiezas, es importante saber con qué medicamento está anticoagulado para evitar riesgo de hemorragia en caso de que haya inflamación de la encía.
- Si le han de realizar extracciones dentales o cirugía bucal, el dentista valorará el riesgo del tratamiento que va a recibir, seguirá un protocolo clínico especial y le informará de las instrucciones necesarias a seguir.
- Siempre que vaya a viajar, lleve consigo toda la medicación que vaya a necesitar así como la información relativa a enfermedad, tratamiento y su último informe médico.


Si está anticoagulado, es importante que lo sepa su dentista. ¡No lo olvide!






Contacto
Antonio López Aguado, 4, 28029 Madrid. | T 91 314 27 15 | Email: sepa@sepa.es