Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Este sitio web está optimizado para navegadores de última generación, puede descargar gratuitamente alguno de los recomendaos, Chrome, Safari, Firefox, Internet explorer.



Noticias

Qué tengo que hacer antes de ponerme implantes


Como ocurre en una casa, tener unos buenos cimientos es un requisito indispensable para asegurar la estabilidad y calidad de todo aquello que soporta. Una boca sana, libre de inflamación, infecciones o enfermedades que afectan a las encías es la base para el éxito de cualquier tratamiento que realicemos en la boca y, en especial, de los implantes dentales. .

Pero ¿qué son los implantes? Son unos dispositivos médicos en forma de raíz que sirven de base sobre la que asentar las coronas o prótesis y recuperar la funcionalidad perdida con la ausencia de dientes. En la actualidad, es uno de los tratamientos más resolutivos, con un éxito entorno al 95% en caso de bocas cuidadas y sanas, y que proporciona la sensación y funcionalidad de un diente natural.

Para realizar un tratamiento implantológico, y obtener un resultado más predecible y con éxito a lo largo plazo, es necesario llevarlo a cabo en una boca sin enfermedades.
Por ello, es necesario, previo a la colocación de implantes un correcto diagnóstico de las patologías presentes, un adecuado tratamiento y por supuesto un buen programa de mantenimiento y control de placa por parte del paciente.

Si previamente partimos de una boca con periodontitis no tratada, tendremos más riesgo de sufrir complicaciones ya que los implantes dentales recién colocados pueden verse afectados por esta enfermedad (periimplantitis) poniendo en riesgo su viabilidad.

Actualmente, los datos aportados por la ciencia, ponen de manifiesto que hay otros factores (como la mala higiene y el tabaco) que también puede estar implicados en el desarrollo de estas enfermedades periimplantarias.

La acumulación de la placa bacteriana sobre las superficies de los dientes e implantes es la responsable del desarrollo de las principales patologías que aparecen en la boca. En relación a los datos obtenidos de los distintos estudios el realizar una técnica de higiene oral adecuada va a condicionar el mantenimiento de una buena salud bucal y reducir el riesgo de futuras complicaciones.

Analicemos el factor de riesgo "tabaco" un poco más:
Fumar está vinculado a una mayor tendencia a desarrollar enfermedades periimplantarias y a perder implantes. Es decir, una persona fumadora diagnosticada de periodontitis y que necesita o lleva implantes, pasados 10 años de su intervención, tiene más riesgo de sufrir pérdida de hueso de soporte que una persona que no fuma. Además, por fumar, incrementa su riesgo de padecer enfermedades periimplantarias que como ya comentamos ponen en riesgo su éxito a largo plazo.

En función al conocimiento actual, parece ser que, el hecho de dejar de fumar una semana antes de la colocación de los implantes, y prolongarlo hasta 8 semanas después de la intervención, reduce el riesgo de tener este tipo de problemas.

Por tanto, sigue los consejos de tu dentista si te vas a someter a un tratamiento con implantes dentales:

- Confía en él a la hora de hacerte una valoración previa de tu salud general y bucal. También realizará un estudio radiológico que determinará la cantidad de hueso disponible y en base a este realizará una planificación de lo necesario y más adecuado para tu caso.

- Ante enfermedades generales mal controladas (diabetes, gingivitis, periodontitis) no es aconsejable colocar implantes sin haber tratado antes estos procesos, pues su existencia compromete su éxito. Pregunta cualquier duda al respecto a tu dentista de confianza.

- Los programas de prevención, en los que el paciente es informado e instruido en la importancia de la prevención y mantenimiento a largo plazo de las medidas de higiene correctas y en prestar consejo y apoyo para dejar de fumar, son establecidos de manera rutinaria en la consulta dental. Déjate aconsejar por tu dentista.

- Y, como ya hemos visto, si eres fumador tienes mayor riesgo de sufrir complicaciones, ya que los elementos nocivos del tabaco afectan al proceso normal de integración con el hueso y, en general, a la salud de tu boca. Por ello, sigue las indicaciones de tu dentista y piensa si merece la pena dejar de fumar. Nosotros apostamos por ello.
Cuida la salud de tu boca y elimina los hábitos de riesgo para disfrutar de un tratamiento con éxito.






Contacto
Antonio López Aguado, 4, 28029 Madrid. | T 91 314 27 15 | Email: sepa@sepa.es