Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Este sitio web está optimizado para navegadores de última generación, puede descargar gratuitamente alguno de los recomendaos, Chrome, Safari, Firefox, Internet explorer.



Noticias

Tu boca te da razones para dejar de fumar (o para no adquirir este hábito)


Recientemente se ha conocido que, a partir del 1 de enero de 2020, el Sistema Nacional de Salud va a financiar la vareniclina, el fármaco para ayudar a dejar de fumar, registrado con el nombre de Champix, después de que la Comisión Interministerial de Precios haya acordado su financiación. Sin embargo, sea o no con esta ayuda, dejar de fumar o evitar contraer este hábito es una exigencia para mantenernos sanos y para asegurar también una buena salud bucodental.

El cese de este hábito conlleva unos efectos positivos:

A nivel general:

  • El riesgo de infarto de miocardio disminuye pocos días después de dejar de fumar.

  • La tensión arterial y el colesterol, descenderán en poco tiempo.

  • Aumenta la capacidad para hacer ejercicio y actividades de todo tipo.

  • La función pulmonar mejora en pocos días.

  • Las infecciones de vías respiratorias afectarán menos y se reducirán los episodios de tos.

  • Disminuirá rápidamente el riesgo de cáncer de pulmón, boca, laringe, vejiga, estómago, esófago y riñon.

  • La piel tendrá mejor aspecto.

A nivel bucodental:

  • Disminuye de manera evidente el riesgo de cáncer oral.

  • Se reduce la incidencia de leucoplasia oral (muchas de estas lesiones, incluso, desaparecerán).

  • Mejora el sentido del gusto y el olfato, así como la halitosis.

A nivel periodontal:

  • A las 4-6 semanas de abandonar el hábito tabáquico empieza a recuperarse la vascularización de la encía), lo que facilitaría, entre otras cosas, un diagnóstico más temprano de las enfermedades periodontales.

  • Mejora la respuesta a los diferentes tratamientos periodontales, desapareciendo las diferencias con los no fumadores de manera casi inmediata.

A nivel implantológico:

  • Disminuye el riesgo de fracaso en el tratamiento con implantes.

  • Se reduce el riesgo de aparición de patología periimplantaria.

 

Para más información pincha aquí.

 

 






Contacto
Antonio López Aguado, 4, 28029 Madrid. | T 91 314 27 15 | Email: sepa@sepa.es