NOTICIAS

Alteraciones bucales en el embarazo: de la gingivitis al épulis

Aproximadamente el 50% de las mujeres con gingivitis antes del embarazo puede sufrir un empeoramiento de su salud periodontal durante el periodo de gestación.

- 03 SEP 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías.

A partir del segundo mes de embarazo se segregan una serie de hormonas (estrógenos y progestágenos) que modifican el entorno de la encía, facilitando el aumento de la inflamación; se produce también mayor sangrado, enrojecimiento y aumento del grosor de los tejidos que rodean el diente. Esta afectación es denominada gingivitis gestacional y se presenta en dos de cada tres mujeres.

Gingivitis gestacional

Sin embargo, durante el embarazo este aumento de hormonas no es suficiente para generar por sí solo este cuadro inflamatorio, requiriéndose de una cantidad mínima de biofilm bacteriano de base para poder iniciarlo. Por ello, la gingivitis gestacional no presenta realmente diferencias clínicas con las gingivitis inducidas solamente por la presencia de placa bacteriana, a excepción de la propensión a aumentar la inflamación.

El embarazo, por sí mismo, no causa gingivitis pero puede agravar enfermedades periodontales existentes previamente en la gestante

Y es que el embarazo, por sí mismo, no causa gingivitis. Sin embargo, aproximadamente el 50% de las mujeres con gingivitis antes del embarazo puede sufrir un empeoramiento de su salud periodontal durante el periodo de gestación, llegando incluso a desarrollar periodontitis. Esto es debido a las fluctuaciones en los niveles de estrógenos y progesterona, en combinación con cambios en la microbiota oral y la disminución de la respuesta inmune durante el embarazo.

Épulis del embarazo

En ocasiones, se da una ulceración debida a una respuesta exacerbada a la inflamación que se denominada épulis del embarazo. Esta tumoración benigna tiende a desaparecer tras el tratamiento y sólo debe ser eliminada quirúrgicamente en caso que dificulte la masticación o la higiene en la paciente.

El embarazo, por sí mismo, no causa gingivitis pero puede agravar enfermedades periodontales existentes previamente en la gestante

“Para prevenir complicaciones, es recomendable realizar una consulta odontológica pregestacional para tratar las patologías existentes e iniciar el embarazo con salud periodontal”, afirma la Dra. Ana Carrillo Profesora Asociada en la Facultad de Odontología. Universidad Complutense de Madrid. Para más información sobre embarazo y salud periodontal, aquí