NOTICIAS

Consejos bucodentales durante y después de la radioterapia

Para hacer frente a los distintos trastornos bucodentales que pueden aparecer en el momento de iniciar un tratamiento oncológico de radioterapia, a lo largo de los distintos ciclos o, incluso, después de finalizarlo, te ofrecemos algunos consejos prácticos.

- 03 SEP 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías.

Durante…

• Evitar tratamientos invasivos, como las exodoncias.

• Realizar los hábitos de higiene indicados previos al tratamiento preferiblemente con cepillo de cerdas suaves, evitando pastas mentoladas (se toleran peor), así como usar colutorio antisépticos de Clorhexidina o suero salino, solución de bicarbonato sódico o mezcla de ambas. • Dieta blanda y anticariogénica, evitando los alimentos azucarados y picantes, y bebidas o enjuagues alcohólicos. Suprimir el tabaco.

• Retirar las prótesis.

• Tratamiento de los efectos que puedan aparecer durante el tratamiento de radioterapia, como mucositis, sequedad de boca, alteración del gusto y infección por cándida.

• Prevención del trismo con ejercicios en casa para mantener la máxima apertura.

• Protección de las glándulas salivales durante la irradiación con protectores plomados.

Y tras la radioterapia…

• Revisión bucodental completa para valoración y tratamiento de cualquier complicación crónica: cada mes en el primer semestre, cada 3 meses el primer año y cada 6 meses hasta que hayan pasado 3 años. Se recomienda realizar una ortopantomografía a los 6 meses. Se revisarán los índices de placa y el estado periodontal.

• Reforzar la higiene oral, aplicar fluorizaciones y aplicar gel de Clorhexidina cada 3 meses.

• Evitar durante el primer año las exodoncias. La endodoncia es el tratamiento de elección en muchos casos. Si fuese imprescindible; las extracciones deben ser atraumáticas e indicar uso de colutorio de Clorhexidina durante 15 días y dar cobertura antibiótica 48h antes hasta 7-15 días después.

Tras la radioterapia es precisa una revisión bucodental completa para valoración y tratamiento de cualquier complicación crónica

También se suele recomendar la utilización de oxígeno hiperbárico, ya que eleva los niveles y difusión del oxígeno, incrementando la síntesis de colágeno, angiogénesis y metabolismo óseo (2030 sesiones antes de la extracción y 10 sesiones después de haberse realizado).

• Evitar el uso de prótesis completas o removibles en 3-6 meses y realizar posteriormente rebases (o rellenos con acondicionador de tejidos).

• Realizar ejercicios orales para el trismo.

• Tratamiento de efectos adversos orales que puedan aparecer durante el tratamiento de radioterapia.

• Diagnosticar precozmente posibles recaídas