NOTICIAS

¿Están sanos mis implantes dentales?

Las enfermedades periimplantarias, al igual que la enfermedad periodontal (o enfermedad de las encías) y, a diferencia de la caries, no producen dolor; por eso, que un implante no duela no significa que esté sano.

- 03 SEP 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías.

Uno de los signos más importantes para el diagnóstico de enfermedades periimplantarias es la presencia de sangrado, que es indicativo de inflamación. Si hemos sido tratados con implantes y percibimos sangrado al cepillado, debemos acudir cuanto antes a la consulta dental.

 Aunque no notemos sangrado, es necesario acudir a la consulta dental para revisar y limpiar nuestros implantes al menos 2 veces al año, ya que el porcentaje de personas con alguna enfermedad periimplantaria es muy alto.

Cada 6 meses, al menos, acude a tu dentista para revisar tus implantes

En las personas con periodontitis, uno de los tipos de enfermedad de las encías más avanzados, suele ser necesario realizar esta higienización más a menudo, ya que, tener una historia previa de periodontitis está en relación con una mayor frecuencia de enfermedades periimplantarias.