NOTICIAS

Salud de los implantes: el reto del mantenimiento

Tras la colocación de implantes dentales, y para garantizar su éxito y duración a largo plazo, es necesario el establecimiento y seguimiento de una terapia de mantenimiento.

- 03 SEP 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías.

La evidencia científica claramente demuestra que los pacientes que han recibido terapia periodontal y que han sido introducidos en un programa de mantenimiento exhiben menores grados de pérdida dental.

Por ello, la institución de terapias de mantenimiento tras la finalización de la terapia periodontal activa es esencial para mantener la salud de los dientes. El mantenimiento periodontal profesional consiste en la eliminación o control de la placa sub y supragingival mediante el uso correcto de instrumentos específicos, dependiendo de las características clínicas y de las necesidades individuales de cada paciente.

También en los implantes

Consecuentemente, el concepto del mantenimiento periodontal se ha transferido a los pacientes portadores de implantes dentales. Una falta de seguimiento o tratamiento de mantenimiento tras la colocación de implantes se asocia con una mayor incidencia de periimplantitis y fracaso de implantes.         

Existen múltiples medios de control de la higiene de los implantes, y las recomendaciones a este respecto deben de individualizarse a cada paciente

Los pacientes sometidos a un tratamiento implantológico deben recibir de manera individualizada y sistemática una correcta terapia de mantenimiento de la salud de los tejidos periimplantarios. Además, aquellos con un elevado riesgo de periimplantitis, tales como los parcialmente desdentados y con periodontitis crónica tratada, deben de ser identificados y monitorizados cuidadosamente.

Los pacientes deben ser evaluados en intervalos regulares para monitorizar la condición de sus tejidos periimplantarios, siendo necesario también revisar su higiene oral, controlar los niveles de placa y, asimismo, eliminar el biofilm supra y subgingival. También se debe investigar si presentan enfermedades sistémicas que puedan afectar a la evolución de las patologías periimplantarias, estableciéndose medidas preventivas adaptadas a cada individuo, así como identificar y eliminar hábitos dañinos como el tabaquismo. Igualmente, se aconseja revisar periódicamente el estado de las prótesis que portan los implantes, su ajuste, necesidad de reparación, control de la condición oclusal y la facilidad de higienización.

El mantenimiento periodontal profesional consiste en la eliminación o control de la placa sub y supragingival

Las terapias preventivas son efectivas en la prevención de las complicaciones biológicas y la pérdida de implantes después de un periodo de observación de cómo mínimo diez años tras la colocación de las prótesis implanto-soportadas. La eliminación diaria del acumulo de placa bacteriana alrededor de dientes e implantes es el mayor reto al que se enfrenta un paciente portador de implantes, y requiere de destreza, constancia y dedicación.

Los pacientes sometidos a un tratamiento implantológico deben recibir de manera individualizada y sistemática una correcta terapia de mantenimiento

Todo tratamiento que conlleve la colocación de implante exige que al paciente se le transmita tanto la importancia del cuidado, como las habilidades necesarias para que pueda mantener un correcto control de la salud de sus implantes. Existen múltiples medios de control de la higiene de los implantes, y las recomendaciones a este respecto deben de individualizarse a cada paciente, asumiendo los profesionales la responsabilidad de transmitir dichas habilidades, y el paciente asumiendo el reto de un correcto control en aras de una próspera relación con sus implantes.