NOTICIAS

Cuidados dentales en niños: los buenos hábitos, cuanto antes mejor

De una buena educación para la salud bucodental que hagamos con nuestros hijos desde pequeñitos dependerá el estado de sus dientes y encías cuando sean mayores, porque un cuidado integral e ininterrumpido durante la infancia y adolescencia puede prevenir, y de hecho lo hace, el desarrollo de enfermedades periodontales graves en la edad adulta.

- 14 OCT 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías

Empezando con los dientes de leche y derribando esas ‘leyendas urbanas’ que afirman que a éstos no hay que prestarles atención ni cuidados porque se acaban cayendo para dar paso a los definitivos.

Precisamente, de una atención cuidada a estos primeros dientes que nos empiezan a salir a partir de los 6 meses de vida dependerá la salud de las encías de nuestros hijos.

Aunque los problemas de las encías en los niños son generalmente poco graves, están en aumento los niveles de caries o gingivitis en niños y la pérdida de soporte dental en los adolescentes

Aunque los problemas de las encías en los niños son generalmente poco graves, están en aumento los niveles de caries o gingivitis en niños y la pérdida de soporte dental en los adolescentes. Por tanto, deben detectarse precozmente pues pueden agravarse si no se atajan a tiempo.

Sé ejemplo para tus hijos y lávate los dientes con ellos

La preocupación que solemos tener por corregir la posición de nuestros dientes hace que, en ocasiones, olvidemos la relación que tiene la ortodoncia con otros aspectos relacionados con la salud oral: la salud de nuestras encías.

Es decir, que si tienes periodontitis, sí puedes llevar ortodoncia pero antes deberás someterte a un tratamiento contra la enfermedad y mantener unos óptimos niveles de higiene bucodental, algo que deberás extremar cuando tus dientes soporten ortodoncia. Por ello, las visitas al dentista para controles deben hacerse con más frecuencia.

¿Signos de alarma?

– Cambio de coloración de la encía: más roja, incluso amoratada.

– Cambio de forma de la encía: alteraciones del contorno, hinchazón, pérdida de encía alrededor de cualquier diente.

– Sangrado de la encía al comer o cepillarse los dientes.

– Supuración o heridas que pueden causar dolor en encías.

– Mal aliento.

– Sensación de que las encías se mueven y los dientes más separados.

Así pues, nuestros expertos te recomiendan que tengas en cuenta los siguientes consejos:  

– Sé ejemplo para tus hijos y lávate los dientes con ellos, para que se acostumbren a esa rutina diaria. Enséñales porqué hay que cuidarlos y cómo hacerlo. 

– Es importante que tus niños se cepillen los dientes mínimo dos veces al día: por la mañana tras el desayuno y por la noche después de la cena. Si consigues que también lo hagan después de comer, mucho mejor.

– Deben usar cepillos adecuados al tamaño de sus dientes así como pasta de dientes infantil. Pídele consejo a tu dentista, higienista dental o pediatra si tienes dudas al respecto.

– Debes enseñarles a lavarse todos los dientes, no sólo los de la parte delantera, con un cepillo de cerdas suaves y que debe ser cambiado cada tres meses.

– Intenta que en su dieta se incluyan frutas, verduras y lácteos, evitando el abuso de bebidas refrescantes porque tienen alto contenido en azúcar. Las chuches y bollería industrial tampoco ayudan a mantener unos dientes sanos. 

– Dos veces al año deberías acudir al dentista con ellos, sobre todo si están en proceso de cambio de piezas dentales.

Si tu hijo tiene diabetes, debes llevarlo al dentista cada 6 meses para una completa revisión de la boca

Recuerda que somos el espejo en el que se miran nuestros hijos e hijas, así que si cuidas tu boca estarás también cuidando la de ellos. 

Una última cosa: si tu hijo tiene diabetes, debes llevarlo al dentista cada 6 meses para una completa revisión de la boca.

Recientemente, el periódico “El Confidencial” ha publicado un reportaje sobre el cuidado de la boca en los niños, al que puede acceder pulsando aquí

Y recuerda consultar a tu dentista de confianza cualquier duda que tengas al respecto.