INFORMES

La inflamación: ¿el nexo entre la periodontitis y la enfermedad de Alzheimer?

Recientes evidencias ponen de relieve que una mala higiene oral puede ser un factor de riesgo para sufrir Alzheimer pero, además, abren también nuevas líneas de investigación para desarrollar fármacos con los que hacer frente a esta demencia.

- 14 OCT 2020 | PACO ROMERO

Archivo Cuida tus encías.

El factor de riesgo mas importante de enfermedad de Alzheimer es la edad avanzada, pero incluso 20 años antes del diagnóstico clínico de esta patología ya se pueden detectar signos subyacentes que advierten de su existencia.

Esto ha motivado el interés de investigadores y clínicos por encontrar recursos capaces de detectar y tratar precozmente la enfermedad de Alzheimer, antes de la aparición de los primeros síntomas. A pesar de que la enfermedad fue descubierta hace 100 años, su tratamiento actual es sintomático, con poco efecto sobre la cognición y conducta de aquellos que la padecen.

Échale la culpa a la inflamación

Pero las nuevas evidencias del posible papel bacteriano e inflamatorio, abren nuevas vías de tratamiento que están en estudio. La neuroinflamación está implicada en la progresión de la enfermedad de Alzheimer, por lo que se cree que reduciendo la respuesta inflamatoria se podría retrasar o evitar la aparición de deterioro cognitivo.

Las gingipaínas podrían ser una posible diana para los fármacos que tratan el Alzheimer

Estudios experimentales han determinado que la administración a un ratón de un fármaco que se una a las gingipaínas permite ‘limpiar’ el cerebro de P. gingivalis mejor que un antibiótico y disminuye la producción de β-amiloide y la neurodegeneración que produciría.

Esto ha llevado a plantear que las gingipaínas podrían ser una posible diana para los fármacos que tratan el Alzheimer y, de hecho, ya se están probando tratamientos experimentales en humanos mediante el bloqueo de estas toxinas.

Las personas con enfermedad de Alzheimer deben extremar su higiene oral

Pero, independientemente de estos prometedores y aún incipientes estudios, lo que se deriva de estos trabajos es una recomendación clara: las Las personas con enfermedad de Alzheimer deben extremar su higiene oralpersonas con enfermedad de Alzheimer deben extremar su higiene oral, siendo imprescindible en muchos de los casos la colaboración de cuidadores y/o familiares.

Por otro lado, se debe hacer hincapié en la importancia de diagnosticar y tratar precozmente una posible patología bucal, sobre todo la enfermedad periodontal. Y, es más, si existe una relación directa entre periodontitis y pérdida cognitiva (como los estudios más recientes sugieren), la prevención de la periodontitis, o su tratamiento precoz si ya está instaurada esta infección, podría ofrecer importantes beneficios en el abordaje de la enfermedad de Alzheimer.