NOTICIAS

Diabetes y enfermería

“Diabetes y Enfermería”. Este es el tema elegido este año 2020, por la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés), para celebrar el Día Mundial de la Diabetes (DMD) que, mundialmente, se conmemora cada 14 de noviembre.

- 11 NOV 2020 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías

Si bien todos los temas elegidos cada año son cruciales para las personas con diabetes y sus familiares, este lo es, si cabe, con más motivo. Y es que, Enfermería es el colectivo sanitario fundamental en todo lo relativo a la educación y la formación diabetológica, lo cual es un sinónimo de “calidad de vida”. Ahora bien, ¿cuentan con la formación necesaria para este cometido? ¿Hay suficientes profesionales en función del número de pacientes con diabetes que hay en España?

Sin querer dibujar un panorama negativo, sino realista, si nos ceñimos a los datos, hay que decir que, en España, a día de hoy, no hay un número suficiente de enfermeras para cubrir las necesidades asistenciales de la población con diabetes, además de añadírsele el problema de que la diabetes no es una especialidad reconocida en Enfermería. Y esto, lógicamente, entorpece la correcta atención que deben recibir los cerca de 6.000.000 de personas con diabetes que, a día de hoy, hay en España.

Para ellas y para sus familias, su prioridad, como la de cualquier otro ciudadano, es la de contar con cantidad y calidad de vida; y eso pasa, sin duda alguna, por una educación diabetológica continuada en el tiempo e individualizada.

Sin embargo, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) nos preocupa mucho observar que, aun siendo el colectivo de pacientes con la patología crónica más prevalente de España, esta demanda histórica siga sin respuesta. Además, a pesar de ser una reclamación necesaria, legítima y básica, cada cierto tiempo tenemos que escuchar de las autoridades sanitarias manidas excusas, tales como la “falta de fondos económicos” o la de que “hay otras prioridades más acuciantes” que, sin embargo, son una cortina de humo que intentan crear, pues en época de bonanza económica tampoco se ha invertido en diabetes. Así por ejemplo, si entre 2008 y 2012 el motivo era la crisis económica; y en la actualidad es la COVID-19.

Así las cosas, y sin ser insensibles ante otras realidades sociosanitarias que también nos afectan como ciudadanos, ¿hasta cuándo debemos seguir soportando que no se adopten las medidas necesarias para poder tener derecho como ciudadanos a una Sanidad de calidad? ¿Qué argumentos necesitan nuestros gestores políticos para que se den cuenta realmente de que la diabetes es ya una epidemia?

La diabetes y las patologías asociadas a ella matan anualmente en España a cerca de 25.000 personas, y ello debido a un mal control de la enfermedad. La solución para evitarlo, como ya se ha dicho, no requiere de una innovación de alto coste o de la creación de algo aún no existente, sino de algo tan básico y tan antiguo como la educación diabetológica; ahora bien: reglada y hecha por personales cualificados, que a su vez reciban la formación necesaria y que esta, además, les sea reconocida.

A día de hoy, la formación proporcionada por Enfermería en diabetes es muy reducida, al no haber suficientes profesionales que eduquen a las personas con diabetes tipos 2 (no hay que olvidar que son el 90% de las personas con diabetes), a través de una educación individual y grupal, así como por medio de charlas de Educación para la Salud. Y es por ello que una vez más, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE), aprovechemos el Día Mundial de la Diabetes de 2020 para solicitar a los responsables políticos sanitarios de España que reconozcan la figura de la ENFERMERA EDUCADORA EN DIABETES, y que sea esta la que forme y cuide de las personas con diabetes.