CONSEJOS

Si tienes diabetes, sigue estos 10 consejos sobre el cuidado de tu boca

Si eres una persona con diabetes, tu salud general se beneficiará si sigues estos 10 consejos.

16 Sep 2021

Archivo Cuida tus encías.

1.- Si tu médico te ha diagnosticado diabetes, es recomendable que tu dentista o periodoncista evalúe la salud de tus encías. Si están bien, debes revisarlas y realizar una limpieza profesional como mínimo una vez al año, como parte del tratamiento de tu diabetes.

2.- Los niños y adolescentes con diabetes tienen una mayor predisposición a la formación de cálculo en los dientes y a la inflamación de las encías. Se recomiendan revisiones dentales anuales desde los 6-7 años.

3.- Cepilla tus dientes y encías al menos 2 minutos y 2 veces al día, con pasta dentífrica y utiliza seda o cepillos interdentales para limpiar los espacios entre los dientes.

4.- Si tu dentista te ha diagnosticado enfermedad periodontal, debes tratarla. Son tratamientos sencillos que implican la eliminación de las bacterias que están bajo la encía (raspado y alisado radicular) y la mejora de tu higiene oral. En casos más avanzados pueden ser necesarias pequeñas cirugías de encías para controlar la enfermedad y devolverles la salud.
Una buena noticia es que, si tu diabetes está controlada, tu respuesta al tratamiento periodontal será igual de buena que si no tuvieses diabetes.

Los  niños y adolescentes  con diabetes tienen una mayor predisposición a la formación de cálculo en los dientes y a la inflamación de las encías 

5.- Una vez realizado el tratamiento periodontal adecuado, y para evitar que la enfermedad vuelva a aparecer, es necesario mantener la higiene oral adecuada en casa y visitas periódicas de revisión y mantenimiento de las encías en la clínica dental, al menos 2 veces al año.

6.- Las personas con diabetes requieren una mayor atención odontológica. Las evaluaciones profesionales periódicas de la salud bucodental son necesarias como parte de los cuidados de la diabetes, dado que las enfermedades de las encías pueden progresar sin dolor y sin síntomas evidentes, especialmente en el caso de los fumadores.

7.- La prevención es el mejor tratamiento. Si quieres evitar problemas en las encías, ten una higiene bucal adecuada de manera diaria, cambia tu cepillo cada tres meses y visita a tu dentista al menos 2 veces al año.

8.- Ante cualquier síntoma que notes en tu boca, pregunta a un especialista. Hay signos y síntomas que te pueden ayudar a sospechar que padeces enfermedades en las encías: encía enrojecida con sangrado o inflamación, pus en las encías, mal sabor o mal olor de boca, sensación de dientes “largos” o “flojos”, espacios entre los dientes, sarro,…

9.- Si eres mujer y utilizas anticonceptivos orales, debes saber que éstos pueden aumentar tus niveles de glucosa y de complicaciones, entre las que pueden estar un aumento del sangrado de las encías.

10.- Es muy importante que integres en tu día a día hábitos de vida saludables, tanto en materia de salud bucodental como de todo tu cuerpo, ya que todo ello contribuirá en el mantenimiento de la salud de tus encías. 

Más información sobre la relación entre diabetes y salud periodontal, aquí