CONSEJOS

¿COVID-19 y caída espontánea de dientes? Algunas evidencias y aún muchas dudas

Caída espontánea de dientes y dolor en las encías podría ser una posible secuela de la COVID-19, según “The New York Times”. A falta de mayores evidencias, los expertos piden cautela y no extraer conclusiones definitivas aún sobre esta vinculación, tal y como detalla el Dr. Miguel Carasol

- 07 ENE 2021 | REDACCIÓN

Archivo Cuida tus encías

En casos aislados de pacientes con COVID-19 se ha detectado la caída de dientes sin sangrado, sensibilidad en las encías y piezas dentales que se astillan o se vuelven grises. Según un artículo publicado en “The New York Times”, varios pacientes, tanto con problemas bucales previos como sin ellos, han sufrido diversos problemas dentales tras recuperarse de la enfermedad.  

El coronavirus puede empeorar los problemas dentales de algunas personas, según algunos los expertos

Recientemente se han descrito estos casos aislados de caída de un diente, sin sangrado ni dolor, en pacientes que han sufrido la infección por SARS-CoV-2.  Sin embargo, aún no existen pruebas precisas de que haber pasado la enfermedad pueda derivar en la pérdida espontánea de piezas dentales o problemas relacionados.  

Aún no existen pruebas precisas de que haber pasado la enfermedad pueda derivar en la pérdida espontánea de piezas dentales o problemas relacionados

En declaraciones a la publicación iSanidad, Miguel Carasol, periodoncista y coordinador general de los grupos de trabajo de la Sociedad Española de Periodoncia  (SEPA), señala que “antes de llegar a alguna conclusión sobre la relación de causa-efecto, hay que tener en cuenta varias cosas: la casuística es  mínima y no representativa, por el momento“. Asimismo, “la pérdida espontánea de dientes sin motivo aparente es excepcional. Sí que es frecuente en pacientes con patología como la periodontitis no diagnosticada a tiempo o no tratada, y esto sí que es relevante; hay que tener en cuenta que,  a nivel global, la mitad de las personas adultas padece alguna forma de periodontitis, y España no es una excepción. De hecho, una de las pacientes que refirió la caída de un incisivo al comer un caramelo de menta, padecía patología bucodental previa y una pérdida significativa de hueso de soporte dentario, además de ser fumadora”, indica.

La gingivitis es muy sensible a las reacciones hiperinflamatorias, y los portadores de la COVID de larga duración entran en esa categoría

El  Dr. Carasol  cree que “sería muy importante  estudiar la historia periodontal y evolutiva de estos pacientes  para excluir causas conocidas de pérdida dentaria”. Hay que tener en cuenta que la periodontitis es el resultado de la lucha entre las bacterias que agreden a las encías y los sistemas de defensa del paciente. Cuando la inmunidad fracasa en esta batalla,  la periodontitis se manifiesta o agrava; tal es el caso que puede suceder en los pacientes con diabetes, cáncer, sida, en tratamiento con quimioterapia…

El  Dr. Miguel Carasol  explica que “la alteración de las defensas provocada por la COVID-19  podría explicar algunas alteraciones bucodentales, aunque difícilmente la pérdida espontánea de dientes sin dolor o sangrado. Respecto a este último signo, se ha propuesto que la infección por el virus podría alterar los vasos sanguíneos de la encía, disminuyendo el riego al diente y provocando su caída”.

La COVID-19 podría explicar algunas alteraciones bucodentales, aunque difícilmente la pérdida espontánea de dientes sin dolor o sangrado

Además, cree que es pronto para sacar conclusiones y desde  SEPA reafirma la importancia del cuidado de la salud dental y periodontal. Esta se debe llevar a cabo mediante una correcta higiene oral y visitas regulares al dentista o periodoncista. 

En nuestra web puedes encontrar mucha más información sobre coronavirus y salud bucodental; por ejemplo, ésta