LA OPINIÓN DEL EXPERTO

«Obtener y mantener la salud bucal durante el embarazo es crucial»

La salud bucodental es clave en la mujer, especialmente en determinadas etapas de su vida. En el embarazo, por ejemplo, se considera esencial tener una correcta salud de las encías para evitar posibles riesgos a la madre y al propio feto. Sobre estos aspectos nos habla la Dra. Ana Carrillo de Albornoz, periodoncista que forma para del grupo de trabajo conjunto de la Sociedad Española de periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO)

10 MAR 2021

¿Se aprecian importantes diferencias de género en cuanto a las amenazas que experimenta la salud bucodental? En general, ¿la mujer está más expuesta a estas amenazas?

Durante la pubertad, el característico incremento de hormonas sexuales puede aumentar la respuesta inflamatoria de la encía, cursando con más inflamación de la esperada; esto sucede en ambos sexos de forma similar. Pero, tras esta etapa, la mujer es la que va a experimentar a lo a largo de su vida mayores variaciones en los niveles hormonales y, por tanto, va a pasar por más periodos en los que la respuesta inflamatoria gingival será mayor.

¿Por qué es tan importante la salud bucodental en la mujer?

La mujer va a experimentar marcados cambios hormonales a lo largo las diferentes etapas de su vida, que se reflejarán en una mayor susceptibilidad a la inflamación. Por consiguiente, el enfoque preventivo ante estos periodos debe ser mayor.

“Las etapas en las que la mujer está expuesta a un mayor riesgo de inflamación gingival son la pubertad, el ciclo menstrual, con el uso de algunos fármacos anticonceptivos y durante el embarazo”

¿En qué momentos de la vida de la mujer resulta especialmente crucial mantener o procurar una adecuada salud de la boca?

Partiendo de la base de que la salud bucal debería estar siempre presente, es importante destacar las etapas en las que la mujer está expuesta a un mayor riesgo de inflamación son: la pubertad, el ciclo menstrual, el uso de determinados fármacos anticonceptivos y el embarazo.

El embarazo representa la etapa de mayores cambios hormonales, y es una etapa crítica por los siguientes motivos:

  • Para la madre, ya que repercute negativamente en el estado de su salud oral.
  • Para el feto, ya que las mujeres con mala salud oral pueden potencialmente tener efectos adversos durante el embarazo, tales como preeclampsia, parto, prematuro o niños de bajo peso.

Por otro lado, el descenso de los niveles hormonales tras la menopausia también puede acarrear efectos negativos en los tejidos orales, destacando el papel crítico que juegan las hormonas sexuales en el mantenimiento de la salud bucal en la mujer.

“La mujer va a experimentar marcados cambios hormonales a lo largo las diferentes etapas de su vida, que se reflejarán en una mayor susceptibilidad a la inflamación”

La Sociedad Española de periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) elaboraron recientemente un informe sobre salud bucal en el embarazo, ¿por qué era necesario?

Este informe surgió ante la necesidad y la importancia de promover la salud oral antes y durante el embarazo. La seguridad del tratamiento dental durante la gestación es un tema que preocupa tanto a odontólogos como a ginecólogos. Este miedo y escepticismo afecta aún más a las propias mujeres embarazadas, hasta el punto de que se estima que entre el 50-70% de las mujeres creen que el tratamiento dental podría tener un efecto negativo o está desaconsejado durante el embarazo. Sin embargo, nos encontramos que la realidad es la contraria: obtener y mantener la salud bucal durante el embarazo es crucial, y tanto el equipo de profesionales como las propias mujeres deben ser conscientes de la importancia de comenzar el embarazo con la boca sana. 

Este informe sobre “Salud bucal en la mujer embarazada” es el resultado de la colaboración entre la Sociedad Española de periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO). Está estructurado en tres grandes bloques. En el primero se describen cuáles son los efectos que el embarazo tiene sobre la salud bucal, informando sobre qué patologías orales destacan, por qué aparecen o aumentan durante el embarazo y su prevalencia. En el segundo bloque se exponen cuáles son los efectos negativos potenciales o las posibles consecuencias que la patología oral (especialmente la periodontitis) puede tener sobre el embarazo. Por último, en el tercer bloque, se aportan recomendaciones terapéuticas para los profesionales de la salud buco-dental sobre cómo proceder en la consulta ante una paciente gestante, avalado por la SEGO. 

Sin duda, es necesario hacer llegar o gestionar programas de promoción de la salud oral, fundamentalmente de prevención y control de las enfermedades periodontales, entre las mujeres que pretenden quedarse embarazadas, en aquellas que ya se encuentran inmersas en la fase de gestación e, incluso, en el al sector de profesionales de salud implicados (equipo de obstetricia y buco-dental).

“Existe una relación entre la periodontitis y sufrir complicaciones que afectan a la gestación y al feto”

Información de este tipo resulta de interés social, pero también para los propios profesionales de la Odontología y la Ginecología…

Así es. El informe está dirigido fundamentalmente a todos los profesionales de la salud del equipo bucal y ginecológico que atienden a mujeres en edad fértil y embarazadas. Se actualiza la evidencia disponible en términos de prevención, diagnóstico y tratamiento para este grupo de población. Consideramos que unificar criterios de estas dos especialidades, Odontología y Ginecología, es esencial ante esta realidad interdisciplinar común. 

¿Qué ideas esenciales deberían tener en cuenta los profesionales de la salud oral en relación con la salud de la mujer y el embarazo?

Sobre todo, deben asumir la importancia de adquirir un enfoque preventivo. Para ello, debemos informar a las pacientes desde el comienzo de su etapa fértil sobre la importancia que su salud oral, y en especial su salud periodontal, adquieren ante un embarazo. El objetivo es que tanto el equipo ginecológico como el buco-dental aseguren que la mujer llegue al embarazo en las mejores condiciones de salud oral posibles.  La razón es doble: por un lado, porque durante el embarazo aumenta la propensión a la inflamación y a las infecciones (incluyendo los tejidos periodontales) y, por otro lado, la existencia de una posible relación entre la periodontitis y sufrir complicaciones que afectan a la gestación y al feto. 

“Las mujeres deben revisar su boca antes del embarazo”

Ante estos riesgos, ¿qué consejos fundamentales ofrecería a las mujeres en edad fértil que tienen previsto un embarazo próximo o que ya están en fase de gestación? 

Entre las recomendaciones para las mujeres destacaría cuatro: 

1) El mejor tratamiento dental durante el embarazo es, sin duda, la prevención. Las mujeres deben revisar su boca antes del embarazo y comenzar el embarazo con el mejor estado de salud bucal posible. Asimismo, es importante que adquieran los hábitos adecuados para fomentar y mantener el estatus de salud oral durante toda la gestación 

2) Para aquellas mujeres que ya están embarazadas, la recomendación es que acudan al odontólogo lo antes posible para revisar su situación bucal. También es importante que conozcan los síntomas que deben alertar sobre un empeoramiento de la salud periodontal, especialmente si aparece inflamación gingival y el sangrado de encías

3) Existen múltiples tratamientos dentales que pueden realizarse con seguridad durante el embarazo, incluyendo la realización de radiografías o el uso de medicación bajo las pautas adecuadas

4) Las mujeres en edad fértil y embarazadas deben saber que existe una posible conexión entre la patología periodontal y el desarrollo de complicaciones adversas durante el embarazo, tales como partos prematuros, niños de bajo peso y especialmente preeclampsia. De ahí la importancia de la prevención en términos de salud oral en la etapa previa a la concepción

“Si la mujer acude a la consulta ya embarazada, estamos ante una buena época para adquirir hábitos y estilos de vida saludables”

¿Y qué papel cree que puede y debe ocupar la consulta dental en el asesoramiento de la mujer que pretende iniciar un embarazo o que ya está inmerso en él?

El papel de la consulta dental en el asesoramiento de la salud de la mujer es primordial. Este asesoramiento debe ser individualizado y debe atender a las particularidades que cada mujer necesite. En términos generales, el asesoramiento incluye información, aprender a distinguir signos y síntomas que requieran atención profesional (autoexamen) e instrucción en control de placa mecánico y químico, así como la adquisición de estilos de vida saludables. 

Como profesionales de salud, nuestro papel es fundamental en lo que respecta al correcto asesoramiento e información para que puedan poner en marcha las pautas necesarias para obtener salud oral previo y durante el embarazo y mantenerla durante el mismo. Todo ello junto con la correcta organización de las citas necesarias en función del momento de embarazo y situación oral.

Si la mujer acude a la consulta ya embarazada, estamos ante una buena época para adquirir hábitos y estilos de vida saludables. La mujer embarazada, y especialmente las primíparas, se encuentran en una etapa de su vida que las hace muy receptivas hacia cualquier medida que implique una mejora en su salud y la de su futuro hijo, por lo que los resultados de una correcta información bucal pueden ser muy fructíferos. Si necesitan tratamiento odontológico es necesario informar sobre la seguridad y el momento ideal para actuar. 

¿Qué trastornos bucodentales son los más habituales en la mujer embarazada?

La gingivitis representa la alteración oral más frecuente durante la gestación; en este sentido, subrayar que todas las medidas preventivas, diagnósticas y terapéuticas son seguras para el embarazo y efectivas para mejorar y mantener la salud oral. En el caso de presentar periodontitis, el tratamiento también es seguro, pero debe realizarse en el segundo trimestre de embarazo y no parece tener efectividad en reducir la tasa de efectos adversos del embarazo.  

La gingivitis representa la alteración oral más frecuente durante la gestación”

Entonces, de la misma forma que la mujer se prepara para el parto, ¿cree que debe preparar también su boca para el embarazo?

Por supuesto, durante el embarazo la predisposición al empeoramiento de la salud bucal es mayor; el embarazo hace a la mujer susceptible a la aparición de gingivitis, granuloma gravídico y empeoramiento de los parámetros de las periodontitis, así como a la aparición o empeoramiento de caries.

Además, la tendencia actual apunta a que el tratamiento de las periodontitis podría disminuir con mayor eficacia la aparición de acontecimientos adversos durante el embarazo si se hace antes del comienzo del embarazo.