CONSEJOS

Embarazo y pérdida de dientes

Está muy extendida la creencia de que cada embarazo cuesta a la mujer un diente. Aunque en muchos casos es cierto que sucede esto, la realidad es que no debe ser necesariamente así y por supuesto, no es debido al motivo convencionalmente asumido.

24 MAR 2021

Durante muchas generaciones de mujeres se ha transmitido la idea de que Embarazo y pérdida de dientes van unidos.

Esto no es del todo cierto, sobre todo porque el bebé en ningún caso roba calcio de los dientes de la madre; lo que sí le perjudica es que su madre no siga una adecuada salud bucodental durante la gestación. En cualquier caso, lo que se sabe seguro es que, con buena higiene oral y un cuidado médico oral profesional, los dientes de las mujeres embarazadas pueden permanecer sanos.

El bebé no roba calcio de los dientes de la madre

El bebé no es ningún ‘ladrón de hueso’ y la sabia naturaleza le proporciona el calcio suficiente para que su estructura ósea se forme sin que la madre pierda ninguna pieza dental. Como afirma el Dr. Iván Malagón, «este es un mito que carece de todo fundamento. El bebé obtiene de la dieta de la madre el calcio que necesita para la constitución de sus huesos y sus órganos. En caso de que la dieta de la madre sea pobre en calcio, éste recurre a las reservas óseas de la madre, pero no a los dientes». Como continúa explicando este experto, «la movilidad dentaria, que puede producirse durante el embarazo, está relacionada con la gingivitis del embarazo, no con la presunta apropiación de calcio por parte del bebé. Es muy importante que en esta etapa la mujer lleve una dieta equilibrada, en la que estén presentes entre dos y tres raciones de lácteos diarias».

Entonces, ¿por qué algunas mujeres relacionan Embarazo y pérdida de dientes? El hecho de que su salud bucodental se vea negativamente afectada depende de otros factores, como los cambios en la permeabilidad de los vasos sanguíneos que se experimentan durante el embarazo, la presencia de más ácido en la boca, los cambios que sufre en la composición bacteriana de la boca o la existencia de niveles más altos de hormonas sexuales.

Con buena higiene oral y un cuidado médico oral profesional, los dientes de las mujeres embarazadas pueden permanecer sanos