NOTICIAS

Salud oral: importancia de los factores económicos, sociales y ambientales

Un reciente estudio llevado a cabo en California, en Estados Unidos, confirma un estrecho vínculo entre los factores económicos, sociales, ambientales y la salud bucal. Los resultados del trabajo, a pesar de las peculiaridades que presenta la atención sanitaria en Norteamérica, invitan a la reflexión y el análisis.

28 ABR 2021

La investigación, realizada por el Centro de Investigación de Políticas de Salud de UCLA, destaca diferencias significativas en la salud bucal dependiendo de sus ingresos, educación, empleo o estatus migratorio, revelando la influencia crucial de los determinantes sociales e ilustrando que la mala salud bucal no es simplemente el resultado de la falta de acceso a la atención dental.

El estudio muestra diferencias significativas en la salud bucal dependiendo de los ingresos, educación, empleo o estatus migratorio

Uno de cada cuatro adultos en California informa tener mala salud bucal, pero esa cifra aumenta a aproximadamente uno de cada dos para los residentes del estado con ingresos más bajos y se sitúa en una proporción de uno de cada cinco para aquellos con los ingresos más altos.

«Pocos estudios han examinado el papel de los determinantes sociales de la salud bucal», ha comentado Nadereh Pourat, autor principal del estudio y director asociado del centro. «Nuestro estudio encontró disparidades sorprendentes en el estado de salud bucal cuando examinamos una amplia gama de factores socioeconómicos y ambientales, siendo los ingresos el más influyente de estos indicadores».

Utilizando datos de la Encuesta de Salud de California de 2017 y 2018, los autores encontraron que la mala salud bucal era más común entre los adultos que no tenían seguro dental (32%) o Medi-Cal (42%) en comparación con aquellos con seguro privado (16 %); y también era superior la proporción de casos de deficiente salud bucal entre aquellos residentes sin educación universitaria (36% versus 15% con educación universitaria), inmigrantes (37% frente a 22% de nacidos en Estados Unidos), aquellos con dominio limitado del inglés (29% versus 22% residentes con dominio del inglés), los que padecían inseguridad alimentaria frente a los que no (36% frente a 24%) y los que vivían en barrios que considerados inseguros frente a los que vivían en barrios seguros (39% frente a 26%).

La mala salud bucal no es simplemente el resultado de la falta de acceso a la atención dental

Otros hallazgos indican que la mala salud bucal es más común entre las personas mayores, los hombres y las personas de comunidades de color, y los nativos de Hawai y las islas del Pacífico, los latinos, los indios americanos y los nativos de Alaska reportan tasas significativamente más altas de mala salud bucal que los blancos.