CONSEJOS

Si fumas, deberías saber esto…

Las manchas de los dientes y el mal olor del aliento pueden ser consecuencia del hábito tabáquico. Pero fumar provoca otras muchas amenazas para la salud oral como, por ejemplo, la pérdida de piezas dentales y el cáncer oral, así como el fracaso en algunos tratamientos dentales. Te contamos algunas de ellas…

17 MAY 2021

Si eres fumador, tendrías que saber que:

Tu boca es uno de los lugares donde más claramente se manifiestan los efectos del tabaco. Al efecto nocivo de los más de 4.000 constituyentes tóxicos y carcinogénicos del tabaco, se añade el efecto del calor inducido al fumar.

Tu boca es uno de los lugares donde más claramente se manifiestan los efectos del tabaco

Por fumar, tienes mayores niveles de bacterias patógenas en el periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes) y, además, tu encía recibe menor aporte sanguíneo y de oxígeno.

El hábito continuado de fumar hace que en tu boca disminuyan los mecanismos defensivos contra las bacterias que habitan en la placa bacteriana y que causan las enfermedades orales.

El riesgo que tienes que padecer periodontitis es 3 veces mayor que el riesgo que tiene una persona que no fuma. Además, el tabaco ayuda a progresar la enfermedad con más rapidez y dificulta su detección inicial.

El tabaco hace también que la respuesta al tratamiento periodontal sea peor. De hecho, entre el 85 y el 90% de los pacientes que responden peor a un tratamiento de este tipo son fumadores.

El tabaco hace también que la respuesta al tratamiento periodontal sea peor

La tasa de fracaso de los tratamientos de implantes dentales en los fumadores es dos veces superior que en los no fumadores.

La tasa de fracaso de los tratamientos de implantes dentales en los fumadores es dos veces superior que en los no fumadores

La mezcla tabaco + alcohol es sumamente peligrosa: se permeabiliza la mucosa oral y el riesgo de sufrir cáncer bucal aumenta. Aunque la incidencia del cáncer oral en la población es de 8 casos por cada 100.000 habitantes, sí suele ser mortal porque suele diagnosticarse en estadios avanzados.

Recuerda, finalmente, que iniciar un tratamiento dental es un buen comienzo para dejar de fumar. Tu dentista te puede ayudar a ello.