INFORMES

La salud periodontal, una prioridad para asegurar el éxito de la ortodoncia

Para que cualquier tratamiento de ortodoncia (dirigido a corregir las alteraciones en la posición dental y las maloclusiones) sea realmente satisfactorio es preciso que el paciente tenga unas encías sanas.

16 Jun 2021

En las últimas décadas los tratamientos de ortodoncia han pasado a formar parte del tratamiento integral de un gran número de pacientes adultos, muchos de los cuales pueden tener algún grado de periodontitis (o mal llamada “piorrea”).

Los pacientes con periodontitis pueden sufrir como consecuencia de la enfermedad pérdida de piezas dentales, migración dental, malposiciones y maloclusiones que pueden contribuir a un deterioro adicional de la dentición. Es por ello que el tratamiento de ortodoncia es, en muchos casos, una herramienta indispensable para estabilizar la oclusión, alinear los dientes y facilitar el control de placa, así como para mejorar la estética.

En pacientes periodontales es posible la realización de tratamientos ortodóncicos, siempre que la enfermedad esté controlada

En pacientes periodontales es posible la realización de este tipo de tratamientos, siempre que la enfermedad esté controlada y presenten un periodonto sano, así como un buen control de la placa bacteriana. Por ello, antes de comenzar cualquier tratamiento de ortodoncia, deberá realizarse un examen periodontal completo para comprobar la ausencia de bolsas periodontales, la ausencia de sangrado al sondaje y un mínimo acúmulo de placa bacteriana.

Antes de comenzar cualquier tratamiento de ortodoncia, debe realizarse un examen periodontal completo

¿Qué mantenimiento periodontal hacer?

Aun teniendo las encías sanas, es recomendable que se realicen revisiones y limpiezas periódicas de encías para prevenir la aparición de problemas, ya que algunos dispositivos ortodóncicos favorecen el acúmulo de placa bacteriana.

Durante el tratamiento de ortodoncia, es recomendable que los pacientes periodontales sean adecuadamente controlados cada 3-4 meses mediante la realización de visitas de mantenimiento o soporte periodontal.

En estas visitas, además de eliminar los depósitos de placa y/o cálculo por fuera y por dentro de la encía en zonas localizadas que lo requieran, se registra la presencia de sangrado al sondaje y la posible aparición de bolsas periodontales, recesiones o sobrecrecimientos de encía. También sirven para controlar y ayudar a mejorar el control de placa que el paciente realiza en casa cada día.

Después del tratamiento de ortodoncia, el protocolo de mantenimiento se realizará en función del riesgo individual de cada paciente.

Para más información, te sugerimos la lectura de los números 13 y 14 de nuestra revista “Cuida tus Encías”