CONSEJOS

3 ideas erróneas (y muy comunes) sobre la terapia con implantes

Ni los implantes son más resistentes que los dientes naturales, ni son para toda la vida, ni están exentos de cuidados…y tampoco es cierta la idea de que no se puede colocar implantes si no hay hueso. Hay muchos más bulos o falsas creencias en relación con la terapia con implantes dentales, pero estos son los más frecuentes e importantes.

01 JUL 2021

“Es un falso mito que los implantes dentales son más resistentes que los dientes naturales”, según lo explica la Dra. Nerea Sánchez, profesora asociada de Periodoncia en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Por eso, indica, “es prioritario cuidar nuestros dientes naturales”.

Los implantes dentales, a pesar de la evolución experimentada en los últimos años, de la mejoría de los materiales empleados y de la optimización de los procedimientos quirúrgicos, siguen planteando ciertas limitaciones en comparación con los dientes naturales. Como apunta la Dra. Nerea Sánchez, “los implantes dentales son más delicados que los dientes naturales; se trata de una estructura que se está incorporando en la boca de manera artificial, mientras que un diente biológicamente está perfectamente organizado e integrado en nuestro organismo”.

“Los implantes dentales son más delicados que los dientes naturales”

Un estudio reciente, que comparaba la supervivencia de coronas puestas sobre dientes naturales y aquellas colocadas sobre implantes, evidenciaba que las complicaciones a los 5 y 10 años eran superiores en el caso de coronas sobre implantes. “Los implantes deben quedar relegados para aquellos casos en los que ya no tenemos el diente natural o éste, por algún motivo, es inviable y no puede permanecer más tiempo en nuestra boca”, subraya la especialista de la UCM.

Por eso, como recalca la Dra. Nerea Sánchez, “no se deben extraer dientes naturales viables para colocar implantes dentales. Y también es imprescindible recordar que los implantes dentales deben cuidarse, igual que si fuesen dientes naturales”; en este sentido, resulta fundamental acudir cada 6 meses al dentista para que efectúa una revisión del estado de los implantes y, como no, dejar de fumar.

“No se deben extraer dientes naturales viables para colocar implantes dentales”

No son para toda la vida…y hay que cuidarlos

Los implantes dentales, como aclara el Dr. Jerián González Febles, Master en Periodoncia por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), “no son para toda la vida, sobre todo si no se realiza un óptimo cuidado de ellos”.

Tal y como recuerda este experto, la gran amenaza es la periimplantitis. “Los implantes, como los dientes, sufren enfermedades de origen infeccioso, que hacen que los implantes pierdan hueso, produciendo inflamación, sangrado y dolor, lo que origina finalmente, que se pierda el implante”.

“Los implantes dentales no son para toda la vida, sobre todo si no se realiza un óptimo cuidado de ellos”

Por ello, aconseja este experto, “es importante informar al paciente de que el éxito del tratamiento de implantes requiere de cuidados, de mantenimientos continuos, de abandonar hábitos tóxicos como el tabaco. Haciendo esto, se prolonga la vida media de los implantes y se puede conseguir no solamente una alta supervivencia de éstos a 10-15 años, sino también que una alta tasa de éxito a largo plazo, en el que el implante se encuentre perfectamente, y sin complicaciones”.

El Dr. Jerián González también apunta como creencia falsa, y muy extendida, que no se puedan colocar implantes dentales si no hay hueso donde sujetarlos. Según aclara, “ahora contamos con recursos y técnicas que permiten resolver de forma óptima este déficit, de forma que podemos llegar a poner implantes en pacientes que en la primera consulta no contaban con hueso suficiente para colocar el implante y facilitar su osteointegración”.