NOTICIAS

La salud oral, juega un papel fundamental en la lucha frente a las infecciones virales

La boca, que es la puerta de entrada de gran parte de los virus que atacan el organismo humano, es también el escenario donde algunas células ejercen un trascendental papel protector, ejerciendo de escudos frente a las amenazas que plantean algunos virus, como el causante de la COVID-19.

05 May 2022

La boca a menudo es una puerta de entrada al cuerpo para los virus que infectan el tracto gastrointestinal y los pulmones, como el SARS-CoV-2, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el herpes simple y los virus que causan cáncer, como el virus del papiloma humano (VPH). Ahora, investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Louisville (UofL) han publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS) detalles de cómo las proteínas producidas por las células epiteliales orales protegen a los humanos contra los virus que ingresan al cuerpo a través de la boca. También han mostrado que algunas bacterias orales pueden suprimir la actividad de estas células protectoras, aumentando nuestra  vulnerabilidad frente a la infección.

Una familia de proteínas (conocidas como interferón lambda) producidas por las células epiteliales de la boca sirven para proteger a los humanos de las infecciones virales, pero la bacteria oral Porphyromonas gingivalis (P. gingivalis) reduce la producción y la eficacia de esos importantes defensores de primera línea.

Se han mostrado conexiones entre una bacteria oral, presente en pacientes con periodontitis,  enfermedades tales como el Alzheimer o la artritis reumatoide

Así lo han descubierto los responsables de este estudio, que han identificado como ciertas especies bacterianas patógenas pueden suprimir por completo la producción de interferón y aumentar gravemente la susceptibilidad a la infección viral. Como apunta Juhi Bagaitkar, profesor asistente en el Departamento de Inmunología Oral y Enfermedades Infecciosas de la UofL, «estas bacterias de la placa oral residentes juegan un papel clave en la regulación de las respuestas antivirales».

P. gingivalis, una bacteria oral fuertemente asociada a a enfermedad periodontal, se ha relacionado con muchas otras enfermedades, como la artritis reumatoide, la enfermedad de Alzheimer y el cáncer de esófago. Estudios clínicos recientes han demostrado que comprometer la inmunidad en pacientes con periodontitis puede aumentar la susceptibilidad a sufrir una infección por VIH, herpes simple o VPH. Por ello, se considera que una mejor comprensión de cómo los interferones brindan una amplia protección antiviral y activan genes antivirales para proteger a las personas de los virus, así como conocer mejor el papel que juega  P. gingivalis  podría dar lugar a enfoques clínicos más eficaces para prevenir ciertas enfermedades de origen viral.